Saltar al contenido
Mundocamaleón

En 2020 elige un terrario de malla para tu camaleón

El cuidado de un camaleón empieza con un terrario adecuado. Así que, si quieres poner a un camaleón en tu vida, tendrás que proporcionarle un hogar donde se sienta cómodo y pueda satisfacer todas sus necesidades. Así conseguirás que crezca sano y fuerte y prolongarás su esperanza de vida.

¿Cómo debe ser el terrario de un camaleón?

Uno de los puntos más importantes en cuanto al cuidado de los camaleones es que el terrario tiene que tener una buena ventilación. Por eso, los especialistas desaconsejan terrarios de cristal para camaleones. El aire y la humedad estancados pueden reducir drásticamente su calidad de vida y provocar enfermedades e incluso la muerte de nuestro amiguito.

Hay algunas especies pequeñas o el camaleón velado que pueden soportar más o menos bien un terrario de cristal bien ventilado, aun así, no es la mejor opción.

La solución para esta necesidad es un terrario de malla. Debería tener mínimo tres lados con malla, eventualmente, el techo también puede ser de malla. Es difícil encontrar este tipo de instalaciones en grandes superficies, mejor acude a una tienda especializada.

terrario de malla exo terra

¿Qué tamaño debería tener mi terrario de malla?

Si quieres cuidar bien de tu camaleón, entonces la respuesta es: cuanto más grande, mejor. Tendrá más sitio para moverse y se sentirá más agusto, lo cual ayudará a que esté más sano y viva más tiempo. En cuanto a las dimensiones mínimas de un terrario de malla, una medida bastante estándar es 60 de largo por 50 de profundo por 90cm de alto. Hay una regla que habla de proporciones según el tamaño del ejemplar adulto, la profundidad sería 2 veces el largo del animal, el largo sería el camaleón por 3 y multiplicamos su tamaño por 4 para calcular la altura.

Aquí podrás comprar el terrario perfecto para tu camaleón.

terrario para camaleon

Cuida de tu camaleón con unas decoraciones que simulen su hábitat natural

Los camaleones son animales de costumbres arborícolas y rara vez los verás en el suelo de su terrario de malla, por eso éste tiene que ser más alto que largo. Lo importante en este caso es que tenga por donde trepar, se puede poner ramas secas, lianas, cuerdas y plantas artificiales o vivas. Tu camaleón agradecerá especialmente las plantas vivas que ayudarán a regular la humedad y le harán sentirse más como en casa. El único punto negativo de las plantas vivas es que necesitan más cuidado.

Si decides poner plantas vivas ten cuidado de que no sean venenosas o tóxicas, los camaleones a veces deciden degustar las hojas de las plantas. Lo más común es poner ficus benjamina, potos y hiedras.

Pongas lo que pongas, asegurate de que hay alguna planta con hojas anchas, el camaleón no beberá de un cuenco. Se hidratan bebiendo las gotas de agua que se acumulan en las hojas.

El suelo se suele cubrir con algún tipo de lecho, si es orgánico, mejor. Una vez más te ayudará a mantener un grado de humedad correcto.

Construye tu terrario de malla perfecto

Para los mañosos esta es la opción de las tres “B”: bueno, bonito, barato. Con unos listones de madera cepillada, un par de planchas de contrachapado y malla metálica, puedes montar un terrario de malla a medida para tu mascota. Es preferible usar una malla metálica recubierta de plástico con una rejilla amplia, para que la pata del camaleón quepa con holgura, así evitaremos atrapamientos. Las mallas de plástico son una opción poco recomendable ya que se rompen con bastante facilidad.

Si quieres probar, para inspirarte, puedes empezar con este vídeo de un manitas que construyó su terrario de malla desde cero.

¿Ya lo tienes claro?

Pasa al siguiente punto y descubre qué decoraciones necesitarás.

Suscríbete a nuestro boletín de noticias

La mejor manera de no perderte ninguna novedad del blog.